16 jun. 2015

[NOTA] Carla Peterson, reconocida por su labor en Guapas"Si bien el trabajo es fundamental, lo más importante de mi vida es mi hijo" • Ciudad.com

La actriz habló con Ciudad.com de su gran noche en la premiación de los Martín Fierro, su hijo Gaspar y su amor por Martín Lousteau.

Por Majo Vitale @majo_vitale



Un premio no es la medida del talento de un actor, pero sí un mimo que reconforta tanta entrega, tanto trabajo. El domingo 14, Carla Peterson (41) sumó a su vitrina su tercer Martín Fierro, esta vez como Mejor Actriz de Telenovela por su impecable desempeño en Guapas, ficción en la que se lució componiendo a María Emilia García del Río, popularizada como Mey. Aunque el moño de la noche fue alzar el galardón de Oro con todo el equipo.

Feliz con su presente profesional, la actriz habló con Ciudad.com de la premiación, del valor real que le da a los reconocimientos, de su hijo Gaspar (2) y de su gran presente sentimental junto a Martin Lousteau (44), a quien destacó como padre y hombre. "Lo admiro", adelantó Carla, en una nota que habló de todo.

- ¿Te veías venir el premio como Mejor Actriz de Novela y el Oro por Guapas?
- Sí pensaba que el de Oro lo podíamos ganar, porque yo se lo hubiera dado si fuera Aptra. Guapas es una de las mejores ficciones que se hicieron. El mío no me lo esperaba porque no es real que una actriz es mejor que la otra, somos todas muy distintas y eso hacía que el programa sea más interesante. Creo que yo tenía un personaje muy particular, con un mundo muy rico que nunca se mostró en una tira diaria, con tanto humor, ironía y realidad. 

- Fue curioso que no nominen a Florencia Bertotti, que también hizo un gran trabajo...
-Sí, eso es lo que tienen los premios, por eso yo dije que no eran justos los premios, porque había un montón de actores que se merecían estar nominados. Pero bueno, es así. Y pasan estas cosas. Florencia estuvo genial y Mike (Amigorena) también. La queremos y el premio es para todos, para el programa.

-Hablando de los premios y lo justo, ¿qué te pareció la decisión de Sebastián Ortega y Underground de bajarse de la premiación?
-No quiero entrar en la polémica de los premios, yo simplemente disfruto y cada uno decide qué hacer. Yo me gané dos Martín Fierro con ellos. Los extrañaba; y cambiaron la forma de hacer ficciones diarias. Me hubiese gustado que estuvieran ahí para festejar con ellos. El Martín Fierro es una vez al año y es lindo que nos encontremos todos, de todos los canales, porque nos cuesta mucho que nuestra industria crezca y creo que hay que alentar los premios, lo que hacemos. Ojalá que el año que viene vayamos todos.

-Cuando comenzaste a grabar Guapas tuviste que desprenderte de Gaspar, que era chiquito. Ahora, con el reconocimiento, ¿sentís que valió la pena?
-Sí, cuando Adrián Suar me dio el personaje, yo sabía que me estaba dando el más lindo, que era para mí, pero tenía mucho miedo porque sé lo que es hacer una tira y pensaba que me iba a costar. Pero el que más se la bancó fue Gaspar, porque se levantaba y no me veía durante todo el día. Igual yo sabía que él estaba bien en casa, pero tal vez él me extrañaba más y yo volvía corriendo a verlo. Guapas valió la pena y le estoy re agradecida a Adrián, que aguantó mis dudas y me dejó hacer este personaje, el más lindo de todos.

-¿Considerás que Mey fue el mejor trabajo de tu carrera?
-Yo trato de ir mejorando cada vez que hago un trabajo. Estoy más madura, más grande y siempre seguí actuando. Entonces es como el deporte, cuanto más entrenás, mejor jugás; y cuanto más actuás, mejor actuás, porque aprendés, porque te contagiás del resto, porque tenés más experiencia y entendés más. Es probable que haya sido mejor este trabajo, no sé, pero yo lo disfruté mucho. Con el tiempo aprendí a disfrutar mucho de mi trabajo.

-¿Sentís que con la maternidad cambió algo en la actriz?
-Sí, todas las cosas que te pasan en la vida te cambian mucho. La maternidad me mejora. Uno se da cuenta cuáles son las cosas importantes, cambiás tus tiempos, tu dedicación, tu mirada de ver la vida y el mundo. Le das importancia a tu trabajo, pero hasta ahí. Si bien para mí el trabajo es súper importante, fundamental, lo más importante de mi vida es mi hijo. En otro momento de mi vida, capaz el trabajo era lo más importante, porque muchas veces te refugiás en eso. 

- La maternidad ayuda a domar el ego y correrse del centro?
-Sí, puede ser eso también. Cambian las prioridades.

-Por otro lado, estás haciendo Venus en piel, una obra sexy en la que te mostrás suelta de ropa. ¿Con el correr del tiempo, perdés el pudor o con la maternidad cuidás más la imagen?
-Siempre como actriz trato de estar preparada físicamente. Esta obra tal vez me exige un poco más, pero no es que te preparás para una película y tenés que estar más flaca o más gorda, sino que durante todo el año tenés que estar bien, porque el cuerpo tiene que aguantar el ritmo de hacer una o dos funciones diarias. Por eso el actor tiene que cuidar mucho su cuerpo.

-¿Vos cómo cuidás tu cuerpo?
-Entreno, hago gimnasia, trato de comer bien, de dormir bien. Y hago cosas que hacen los actores, como cuidar la voz.

-Gaspar ya tiene más de dos años, contame cómo te descubrís como mamá de un niño que ya camina, habla y supongo que te ve en la tele y te reconoce...
-Yo me pregunto qué pensará cuando me ve en la tele, porque debe ser muy raro. Pero no sé cómo piensa porque no me lo puede contar, aún es muy chiquito. Sé que cuando me ve en la tele y yo no estoy en casa, a veces llora, me extraña y quiere estar conmigo. Entonces, hay que cambiar rápido  de canal para que no me vea, porque no debe entender por qué no estoy con él o no le contesto.

-En una nota dijiste que "una mujer puede volver a ser madre cuando tu hijo ya te puede alcanzar las cosas". ¿Están en esa instancia?
-Es una frase que me dijo una amiga, es como un chiste, porque uno puede ser mamá cuando quiera. Ahora no estoy pensando en eso porque estoy trabajando, pero ojalá Gaspar tenga un hermano...

- Martín Lousteau se mostró muy afectuoso en Twitter cuando ganaste el Martín Fierro, ¿vos cómo lo acompañás en su trabajo, en su candidatura a Jefe de Gobierno porteño?
-Compartiendo momentos con él en casa, básicamente. A los dos nos gusta mucho lo que hacemos y compartimos la alegría cuando nos va bien, y cuando nos va mal, también. Somos muy compañeros, nos divertimos juntos. Yo lo admiro mucho. Soy muy feliz a su lado, viendo cómo crece haciendo lo que le gusta. Y él conmigo es igual. Tenemos trabajos muy distintos, entonces tenemos muchas cosas para hablar.

-¿Cómo es Martín como papá?
-Es genial. Es muy divertido, juega un montón y se ocupa un montón de Gaspar, porque yo a la noche me voy al teatro y se queda con él, le cuenta cuentos. Hace todo lo que hacen los papás. Es un padre muy presente.

-¿La crianza de Gaspar depende de ustedes dos o tienen niñera?
-Va a un jardín, pero a jugar unas horitas. Después estamos nosotros y una persona en casa que nos ayuda, porque a veces tenemos que estar los dos trabajando. Pero generalmente uno de los dos está con él o tratamos de volver rápido a casa. La idea es que Gaspar juegue siempre con nosotros, porque nos gusta compartir tiempo con él. 

-¿Por qué la decisión de no mostrarlo en televisión, revistas o en las redes sociales?
-No hay una necesidad de hacerlo. Está bueno que él decida si quiere formar parte del medio o no. No lo queremos exponer antes de que él pueda decidirlo. Es lindo ser anónimo y que él decida.

No hay comentarios.: