29 feb. 2016

[ENTREVISTA] Carla Peterson: “Ser actriz es un largo camino de redescubrimientos” • Diario Show

Así lo aseguró Carla Peterson en un mano a mano con Diarioshow.com, en el que además de analizar su profesión habló de "Una noche de amor", la comedia romántica que acaba de estrenar: “Recibí el guión del director y me sorprendió que lo haya escrito Sebastián Wainraich, me gustó mucho y no dudé en que quería protagonizarla”, explicó.

POR: MARTÍN PÉREZ




Las circunstancias la llevarán a Estados Unidos, para estar al lado de su marido Martín Lousteau en su carrera como diplomático en el país del norte, pero si hay algo que tiene en claro Carla Peterson es que ni por un segundo podría abandonar su vida de actriz. No es solo lo que dice, sino cómo lo dice, y a la hora en que lo dice (la sexta o séptima de una interminable rueda de prensa en la que se ve espléndida como si fueran los primeros minutos). “No sabría qué hacer si no fuese actriz, es demasiado lo que uno recibe, lo que aprendés en esta profesión. Creo que recibís mucho porque entregás mucho, el trabajo es dejar algo para los que vienen a verte”, sienta posición Carla en charla con DiarioShow, cuando acaba de filmar “Una noche de amor” con Sebastián Wainraich.

“Recibí el guión del director y me sorprendió que lo haya escrito Sebastián, me gustó mucho y no dudé en que quería protagonizarla”, confiesa Peterson sobre la propuesta que llegó en la primavera de 2015 y hoy ya se encuentra en las salas de cine, casi un récord de producción.

Si bien sus últimas incursiones en cine fueron en comedia (“2+2”, “Insoladas”), la rubia asegura que el papel que realiza en esta comedia romántica no se parece a los anteriores porque “ningún personaje se parece a otro. Aunque uno pueda ver cosas similares, aunque sea el mismo género, en la misma línea o con la misma estructura, siempre los equipos con los que trabajás son diferentes y el resultado no puede ser igual. Por eso hay muchos trucos para contar la historia, desde la edición, elegir la toma que quede, lo que es muy diferente del teatro en el que solo vos podés hacer la diferencia”.

Carla entra y sale de las diferentes plataformas en la charla, pero no erráticamente sino analizando el trabajo de actuación, y se obsesiona al detallar esas pequeñas diferencias entre teatro, cine y televisión: “En teatro podés apropiarte más de lo que hacés, la obra es en parte tuya, y contás más cosas que las que están escritas. Una vez que estrenás, hacés lo que querés con una obra de teatro. En cine puede ser una película completamente distinta de la que creés. Además tenés esa cosa caliente del público, ves lo que a la gente le pasa. En tele, ahora dejó de ser algo tan frío porque tenés una respuesta más inmediata en las redes sociales, aparte del rating que lo único que hace es medir cantidad”.


Aceptar lo incómodo


Suele pensarse con frecuencia que la molestia, el estrés y otros factores atentan contra las ganas de trabajar. Sin embargo, para la intérprete, ciertas circunstancias pueden transformarse en herramientas para la composición, aunque a priori sean nocivas: “Al actor siempre le gusta estar trabajando. No siempre tiene que ser divertido, pero hay que tratar de encontrar un lugar para poder actuar. Cómodo, incómodo, pero que sepas por qué lo estás eligiendo. A veces los lugares incómodos hacen que salgan cosas buenas. Que sea de noche, que haga frío, que el ambiente sea tenso, tener sueño, incluso pasarla un poco mal puede ayudarte. Los actores estamos acostumbrados a modificar”. En ese mismo aspecto, aclara que es la intuición la que debe funcionar para establecer los límites, que paradójicamente son descubiertos mediante la experiencia: “Siempre los comienzos son con tropiezos; tenés que ir aprendiendo de a poco, a los porrazos, pero ir cambiando a medida que te pasan las cosas. De chica, por ejemplo, no recuerdo bien cuando pero sé que fue de chica, le decía a mi mamá que quería ser actriz. Después, ya trabajando en un grupo de teatro con director, dije ‘ah, esto es ser un actor’. Yo voy a trabajar de actriz, voy a intentar siempre que con esta carrera pueda vivir. Si tomás una decisión y tenés que pararte de ese lado, esa es una gran decisión porque a pesar de las críticas, del prejuicio antes de empezar y cuando ya te metiste, tenés que mandarte con todo. Hay muchos descubrimientos, ser actriz es un camino constante de redescubrimiento”.



No hay comentarios.: